MAPAMA organiza una jornada sobre los logros en la lucha contra el uso ilegal de cebos

0

El MAPAMA organiza una jornada para exponer los logros alcanzados en 2017 en la lucha contra el uso ilegal de cebos envenenados en el medio natural

  • Durante 2017 se han realizado 269 actuaciones en 24 provincias españolas, tramitándose 17 diligencias por delitos contra la fauna silvestre y deteniendo o investigando a 12 personas
  • La Estrategia Nacional contra el uso ilegal de cebos envenenados en el medio natural constituye el marco técnico para el desarrollo de las actuaciones administrativas
  • Se pone de manifiesto la apuesta decidida de todos los sectores sociales y las administraciones públicas para acabar con esta amenaza de especies amenazadas

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha dado a conocer, durante la celebración de la jornada “Avances en la coordinación de la lucha contra el uso ilegal de cebos envenenados en el medio natural”, los logros alcanzados durante 2017 para erradicar esta actividad ilícita y que perjudica a numerosas especies de fauna silvestre. Además del Ministerio, diversas entidades, comunidades autónomas, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y organizaciones no gubernamentales sectoriales han participado en esta jornada.

El uso ilegal de cebos envenenados provoca la muerte de cientos de animales anualmente, y entre ellos especies amenazadas como el águila imperial ibérica, el oso pardo o el milano real. Causa impactos negativos en los usos agrarios y cinegéticos por la muerte de perros y supone igualmente una amenaza para la salud pública.

El director general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio, Javier Cachón, ha inaugurado el acto junto con el general jefe del SEPRONA, Vicente Pérez, y ha destacado “el importante papel de las autoridades policiales en la investigación y persecución de este delito así como la necesidad de avanzar en programas de acción coordinados entre distintas administraciones públicas”.

Igualmente, se ha evidenciado el relevante papel que juega España en un contexto internacional en la protección de las especies de aves de presa y los grandes carnívoros.

269 ACTUACIONES EN 24 PROVINCIAS

El SEPRONA ha dado a conocer los datos de las actuaciones realizadas durante 2017 en el marco de la “Operación Antitox”, en la que se persigue no solo el uso ilegal de cebos envenenados sino de otros medios de captura ilegal de fauna silvestre, como cepos, lazos, redes u otras trampas no selectivas. A lo largo de esta campaña, se han localizado 79 animales muertos por efecto de estas prácticas ilegales, siendo los más numerosos los buitres leonados y perros domésticos.

Además, se han hallado 46 cebos envenenados colocados en el medio natural para intoxicar voluntariamente a la fauna y se han incautado 216 efectos ilegales de captura. Como resultado del trabajo desarrollado en 24 provincias españolas, se han computado un total de 334 infracciones de la legislación de protección medioambiental, y se han iniciado 17 diligencias por delitos penales contra la fauna silvestre.

A pesar de las cifras de muertes por envenenamiento, nuestro país alberga las poblaciones más numerosas de buitres, grandes águilas, lobos, linces y osos de toda la Unión Europea, y las actuaciones desarrolladas para la lucha contra el uso ilegal de cebos envenenados constituyen un valioso ejemplo para otros países. Entre estas actuaciones más destacadas se encuentran las patrullas de perros adiestrados para el hallazgo de cebos envenenados y para la disuasión de su utilización, la existencia de una estrategia nacional coordinada y de planes de actuación legalmente vinculantes en diez comunidades autónomas, la tipificación de penas y sanciones a nivel administrativo y penal, y la formación y dotación de cuerpos de seguridad y judicatura en la persecución de este delito.

Durante la jornada, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha presentado los avances en la aplicación de la Estrategia Nacional contra el uso ilegal de cebos envenenados en el medio natural, y los proyectos demostrativos realizados para reducir el nivel de conflictividad existente entre algunas especies de fauna silvestre y aprovechamientos agrarios, al objeto de dotar de herramientas legales y eficaces de gestión a los usuarios interesados. Las comunidades autónomas y las organizaciones ambientalistas presentes han mostrado su gran implicación en la lucha contra esta amenaza, aportando un esfuerzo personal y logístico muy importante durante los últimos años.