Los patos ya no necesitan volar tan lejos

0

Un estudio de 25 especies de aves acuáticas muestra la relación entre la subida de las temperaturas y cambios en sus zonas de distribución

Un ejemplar de pato colorado (Netta rufina). MATHIAS SCHAEF GETTY IMAGES

Algunas que no estaban llegan, y otras que estaban se van. Las aves, ajenas a los intentos de encontrar una fórmula para frenar el calentamiento mundial del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), adaptan su comportamiento a los cada vez más calurosos tiempos modificando sus áreas de distribución. El incremento de las temperaturas en los últimos 20 años en las regiones árticas y boreales del norte de Europa está provocando importantes impactos en todas las especies de aves en general, pero sobre todo en las acuáticas. Lo muestra un estudio del Museo de Historia Natural de Finlandia y la Universidad de Helsinki con datos recogidos en 21 países sobre 25 especies entre 1991 y 2013.

La investigación, con datos del censo internacional de aves acuáticas invernantes (coordinado por Wetlands International), indica que variedades como el pato colorado o el ánade friso están reduciendo la distancia de sus migraciones y usan nuevas zonas de invernada más próximas a los lugares de cría. Son áreas en las que la capa de hielo que las cubría hace dos décadas tiende a desaparecer, como ocurre, por ejemplo, en el mar Báltico. De esta forma, evitan peligros y ahorran energía. En España la recogida de datos ha estado coordinada por SEO/BirdLife.

Leer artículo completo en El Pais

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar