Los estromatolitos, fósiles de la vida más antigua en la Tierra, pueden deber su existencia a virus

0

Es posible que la vida tal como la conocemos en este planeta nunca hubiera ocurrido si no fuera por los virus

Mientras el Mars Rover Perseverance se propone buscar evidencia de vida en otro planeta, los científicos de la Tierra sugieren que los virus jugaron un papel clave en la creación de estromatolitos, las formas de vida más antiguas de nuestro planeta.

Puede que nos duela escuchar esto durante una mortal pandemia viral, pero es posible que la vida tal como la conocemos en este planeta nunca hubiera ocurrido si no fuera por los virus, dicen los científicos que estudian ‘rocas vivas’ de mil millones de años.

En un artículo publicado en la edición de marzo de Trends in Microbiology, un equipo de científicos de UNSW Sydney y EE. UU. examinó la evidencia de las formas de vida más antiguas del mundo en fósiles conocidos como estromatolitos, rocas calizas en capas que a menudo se encuentran en aguas poco profundas de todo el mundo. Querían comprender el mecanismo que llevó a las colonias de organismos unicelulares conocidos como esteras microbianas a crear estas intrigantes estructuras rocosas.

Y creen que los virus pueden ser la pieza faltante del rompecabezas que podría ayudar a explicar cómo una blanda estera microbiana se transforma (o litifica) en las características de duro estromatolito que prevalecen en lugares como Shark Bay y Pilbara, Australia Occidental.

El coautor del artículo, el profesor asociado Brendan Burns del Centro Australiano de Astrobiología de la UNSW, dice que los estromatolitos son uno de los ecosistemas microbianos más antiguos conocidos, que se remonta a unos 3.700 millones de años.

«Los estromatolitos están presentes en el registro fósil y son algunos de nuestros primeros ejemplos de vida en la Tierra», dice Burns.

Leer más en Vista al Mar