Modelo de movilidad. ¿El que hay? ¿O proyectamos otro?

0

España es el país europeo con más kilómetros de autovías y autopistas por superficie y número de habitantes

autovia

Algunas llevamos tiempo esperando que se redimensionen las expectativas de crecimiento de las obras que arrastramos de la época de la burbuja. Sin embargo, parece que se ha decidido caminar por la senda del modelo insostenible. El de seguir construyendo más autovías y más desmesuradas infraestructuras, que no se basan en necesidades reales.

La insistente petición de que se amplíe la red de autovías no responde a las necesidades de la población sino a otros intereses. Los compromisos en materia de transporte adquiridos por las administraciones autonómicas y estatales, que se siguen reclamando, precisan evaluación que las ajuste a las necesidades reales. Y la realidad es que hay que redimensionar, porque la situación es más de hipertrofia de la red, que de carencia. Y es que, la construcción de infraestructuras viarias se presenta invariablemente como motor económico, como instrumento para generar economía. El error está en no especificar a qué economía nos referimos. Una adecuada planificación de la movilidad sí que posibilitará mejoras económicas y sociales, pero eso no pasa por la construcción de autovías.

Unos pocos datos nos pondrán en contexto: El coste medio de construcción de una autovía supera los 6 millones €/km. España es el país europeo con más kilómetros de autovías y autopistas por superficie y número de habitantes. Duplica a reino Unido y triplica a Alemania. En km totales somos los terceros del mundo después de China y Estados Unidos. El diagnóstico del aún actual Plan de Infraestructuras (PITVI) sentenciaba que, en España, la planificación de las infraestructuras no se ha llevado a cabo en correlación con las necesidades de la demanda. Dramática afirmación si tenemos en cuenta que las infraestructuras por sí mismas no generan riqueza, el beneficio de las infraestructuras está en su uso: una autopista vacía, como es fácil comprobar, solo sirve para dilapidar recursos públicos.

Leer más en Público

Deja una respuesta