Lo último para enfriar carreteras: pintar el asfalto de azul con material criogénico

0

En Doha (Qatar) están probando un nuevo invento para intentar enfriar la temperatura de sus carreteras. Un proyecto piloto basado en una sustancia que minimiza el impacto de la radiación solar

Imagen de la carretera pintada de azul en Qatar

El calor que llegan a absorber las carreteras y el asfalto que serpentea las poblaciones es un grave problema para las grandes ciudades. Sus características hacen que ese calor acabe repercutiendo en la temperatura general del municipio y eleve el mercurio hasta el punto de crear las famosas islas de calor. Por ello, hay ingenieros que llevan años pensando en como paliar este problema y no paran de salir nuevas opciones.

En Estados Unidos, por ejemplo, optaron por pintar el asfalto de blanco y la idea funcionó aunque se vio con reparo por muchos usuarios por los problemas con los reflejos y la posibilidad de que las ruedas acabasen con el blanco de la calzada. Qatar, por su parte, acaba de lanzar una alternativa, algo menos radical, basada en pintar las carreteras de azul con un material especialmente preparado para evitar la absorción de la radiación solar que podría cambiar el color de nuestras vías.

Se trata de un proyecto piloto desarrollado por la Autoridad de Obras Públicas de Qatar y que se ha implementado, por ahora, en un pequeño tramo de carretera de unos 200 metros y en un carril bici de la misma distancia (este de un tono más verdoso) en Doha, la capital del país. La diferencia esencial con el proyecto estadounidense es que el de este pequeño país desértico se basa no solo en cambiar el color de la calzada sino que la pintura cuenta con un material criogénico que ayuda al enfriamiento, evita el sobrecalentamiento y protege el pavimento para paliar el deterioro. Y de momento también funciona.

Leer artículo completo en El Cofindencial