El rector de la Politécnica propone eliminar el grado de Ingeniería Civil

0

Los alumnos creen que la supresión es injustificada y se sienten estafados. Desde la dirección de la UPM se argumenta que es necesario clarificar su oferta académica

El millar de alumnos que estudia Ingeniería Civil (el título que sustituyó a la antigua Ingeniería Técnica de Obras Públicas) en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha comenzado el curso con la sorpresa de que el rector, Guillermo Cisneros, baraja suprimir el grado que estudian a partir del próximo curso. El rector ha propuesto que no haya nuevos matriculados en junio, lo que en la práctica supone la extinción de la carrera.

Cisneros expuso en una charla a los estudiantes el pasado 5 de octubre los motivos por los que proponía la desaparición de Ingeniería Civil. El rector explicó que la titulación no cuenta con la acreditaciones ABET ( (Accreditation Board for Engineering and Technology) y EURACE que sí tiene, sin embargo, Ingeniería Civil y Territorial ( la antigua Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos) que se seguirá impartiendo en la UPM. El rector detalló los beneficios que tienen esas acreditaciones en cuestiones de movilidad de estudiantes o para acceder a un máster que también lo tenga.

Los alumnos replican que esas acreditaciones son un complemento. No es algo imprescindible ni para estudiar, ni para trabajar: “La acreditación ABET es un simple sello de calidad”, explica uno de ellos que ha pedido no ser identificado. “No es necesario ni para el ejercicio profesional ni para nada. Simplemente dice que nuestro grado tiene cierta calidad pero no significa que un grado que no la tenga no tenga calidad para poder ejercer “. “Muchos compañeros están trabajando en el extranjero con títulos sin ninguna de estas acreditaciones. Tenemos compañeros en Inglaterra, Francia, Alemania… “, explica otro también bajo la condición de anonimato. “Esta acreditación es un sello de calidad que lo que te permite es una entrada más fácil a un máster desde un grado que también la tenga”, insiste.

Los estudiantes defienden también las ventajas que creen que tiene su grado frente al título de ingeniero civil y territorial: “Son grados enfocados de forma distinta: uno al ejercicio profesional (civil) y otro hacía el máster (civil y territorial). Uno tiene una enseñanza más teórica y el nuestro es más práctico. Además Civil y Territorial sólo te permite conseguir una de las tres atribuciones profesionales de la Ingeniería Civil ( construcciones civiles, transportes o hidráulica) mientras que en nuestro grado terminas con dos”.

Leer más en Cadena SER