Tanques de tormenta: ¿para qué sirven?

0

Los tanques de tormenta con los que cuentan algunas ciudades españolas ayudan a gestionar precipitaciones intensas

Una impresionante ciudad subterránea se encuentra muchas veces bajo nuestros pies, algo que desconoce la mayoría de la población

La DANA que esta semana ha barrido la Península y parte del Mediterráneo ha dejado importantes cantidades de agua. Unas precipitaciones torrenciales difíciles de gestionar por su corta duración y su gran intensidad. En este punto, resulta fundamental que nuestras ciudades estén preparadas ante este tipo de lluvias que suelen visitarnos al finalizar el verano o en las estaciones de transición. Además, su frecuencia es cada vez mayor. Una correcta planificación urbanística es, por tanto, imprescindible ante estos episodios extremos.

¿Qué son los tanques de tormenta?

Los tanques de tormenta son parte de las infraestructuras de alcantarillado de algunas ciudades. Son depósitos cuyo objetivo es retener el agua de lluvia que llega a través de los colectores, especialmente cuando se trata de lluvias intensas, para minimizar el riesgo de inundaciones. Limitan el aumento súbito del caudal y evitan que las primeras lluvias, que son las más contaminadas, lleguen directamente a ríos y arroyos.

El agua que queda almacena en estos tanques se conduce posteriormente a las depuradoras, donde será tratada y enviada a los sistemas fluviales en condiciones óptimas de calidad. No solo funcionan antes fuertes precipitaciones, también cuando en la época de lluvias las depuradoras no son capaces de tratar más agua por falta de capacidad y de tiempo. Actúan entonces como retenedores hasta que las plantas depuradoras están preparadas para albergar nuevas entradas de agua.

Leer artículo completo en tiempo.com