Así será el «superpuente» que construirá ACS entre EE UU y Canadá

0

Su vano principal será el más largo de Norteamérica, con más de 850 metros y sin pilares en el agua

superpuerte-acs

El Gobierno Federal de Canadá ha adjudicado al Grupo ACS, a través de sus filiales ACS Infrastructure (Iridium) y Dragados, el contrato de concesión en Norteamérica del nuevo puente Gordie Howe, que conectará las ciudades de Detroit, en Estados Unidos, y Windsor, en Canadá, así como los pasos fronterizos asociados al puente. El contrato está valorado en más de CAN 4.000 millones (EUR 2.600 millones) y el consorcio ganador está formado por ACS Infrastructure y Fluor, que participan al 50% en la concesionaria y en las labores de operación y mantenimiento, y Dragados que lidera la UTE de construcción donde participa junto con Fluor asimismo al 50%.

Puente atirantado y pasos fronterizos

El proyecto en régimen de colaboración público-privada (PPP) incluye el diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento de un nuevo puente internacional atirantado de 2,5 km entre las ciudades de Detroit (EE.UU) y Windsor (Canadá) así como los pasos fronterizos en cada país.

El puente, que atravesará el río Detroit, el cuál separa ambos países, contará con 6 carriles, 3 en cada sentido, y su vano principal será el más largo de Norteamérica, con más de 850 metros y sin pilares en el agua. En el contrato se contempla tanto la construcción y mantenimiento de las instalaciones fronterizas de Canadá, de 53 hectáreas, y de EE UU (68 hectáreas) y se incluyen todos los edificios para el control de pasajeros y vehículos, además de trabajos para rehabilitar la autopista I-75 que conecta la ciudad estadounidense de Detroit con dicho puente.

Leer más en LA RAZÓN

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar