15 metros de presa para la despensa de agua

0

La variante ferroviaria de Camarillas deja el camino libre para recrecer la presa y poder almacenar el equivalente al consumo anual urbano de toda la Región

Acuamed estudia ahora las alternativas con el fin de aumentar la capacidad de embalse hasta 185 hm3, aunque advierte de la «complejidad» de la obra

A simple vista, parece relativamente fácil recrecer el pantano de Camarillas si se observa la estrecha garganta de la presa que contiene las aguas del río Mundo. Bastaría con elevar la pared 15 metros para multiplicar por cinco su actual capacidad de almacenamiento en la cabecera de la cuenca. Como en toda empresa hidráulica, la aparente simplicidad técnica choca con la ejecución de la obra, de tal forma que el proyecto se pierde en la noche de los tiempos, sobre todo si deja huella en un territorio adverso a este tipo de infraestructuras, como es Castilla-La Mancha. La variante ferroviaria de Camarillas que se abre los próximos día ha resuelto el principal impedimento geográfico para recrecer Camarillas, aunque los estudios están en una fase preliminar.

La sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed) tiene el encargo de proyectar y ejecutar las obras, merced a un mandato del Consejo de Ministros del año 2016 que llevaba incluida una previsión presupuestaria de 36 millones de euros. Desde entonces, la obra se ha ido deslizando a la espera de ver la luz. Acuamed está realizando en estos momentos el estudio de alternativas y recopilando información técnica y administrativa. No obstante, las fuentes consultadas advierten de que se trata de una obra hidráulica «muy compleja» por las afecciones que comporta, las cuales no han sido explicitadas aunque son fáciles de imaginar: la inundación de cientos de hectáreas y el rechazo del gobierno de Castilla-La Mancha.

Acuamed inició los trámites en el año 2017 para aumentar con esta obra la capacidad de almacenamiento de la cuenca del Segura, dentro de un paquete de infraestructuras que incluye la construcción de las presas de Las Moreras y Lébor, en la comarca del Guadalentín. La capacidad máxima de Camarillas puede incrementarse hasta 185 hectómetros, cinco veces más que su volumen actual, mientras que en Las Moreras se pueden retener hasta 25 hectómetros, y otros tantos en Lébor.

Leer más en LA VERDAD

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar