Manual de restauración de dunas costeras

0

Las dunas costeras son ecosistemas terrestres únicos situados en la transición entre ambientes continentales y marinos. Como el resto de hábitats costeros, los sistemas dunares son extremadamente frágiles, ajustados en su formación, desarrollo y evolución a procesos naturales, y fácilmente vulnerables frente a la acción humana. Se distribuyen a nivel mundial en todo tipo de climas y en España presentan una amplia distribución tanto en la península como en las islas.

Las dunas costeras al igual que otros ecosistemas litorales han sido utilizados desde antiguo por el hombre con diferentes propósitos relacionados con la instalación de asentamientos y explotación de los recursos y oportunidades que estos ecosistemas ofrecen. Actualmente, al igual que ocurre en toda Europa, la mayor parte de los ecosistemas dunares se encuentran degradados debido a la presión humana o han sido destruidos, siendo la actividad urbanística y turística unas de las principales causas de alteración (European Environmental Agency, 2006).

En los últimos años, la sociedad está tomando conciencia de que la degradación de los ecosistemas naturales supone la pérdida, no sólo de un paisaje y los organismos que lo habitan (valores intrínsecos), sino también de los bienes y servicios que todos los elementos de ese ecosistema, sus relaciones y su  uncionamiento suponen para el bienestar humano (Millennium Ecosystem Assessment, 2005). Entre los servicios que los sistemas dunares costeros prestan a
la sociedad destaca, en primer lugar, la defensa frente a episodios catastróficos de invasión del agua de mar sobre intereses humanos, debido a huracanes, tormentas y maremotos, siendo de gran importancia también su capacidad de almacenar y depurar aguas contaminadas y el servir de almacén de arenas para la regeneración natural de playas y bajos arenosos productivos.

Entre los servicios de tipo cultural no son desdeñables su valor estético, espiritual y sobre todo, el valor recreativo relacionado con el descanso de millones de personas anualmente. Las dunas
costeras suponen un capital natural muy valioso que debe ser conservado. La desaparición y alteración progresiva de las dunas costeras implica una pérdida de estos bienes y servicios, que sólo pueden ser recuperados, al menos en parte, mediante costosos programas de restauración.

Título

Manual de restauración de dunas costeras

Autores Carlos Ley Vega de Seoane, Juan B. Gallego Fernández, César Vidal Pascual
Formato Descargar PDF