“Ni avionetas anti-lluvia, ni chemtrails”, su nombre es “sequía”

0

La sequía que sufre el campo de Murcia y Almería no es producto de misteriosas avionetas, sino fenómenos naturales ampliamente referenciados a lo largo de la historia.

chemtrails-armas-poderosas

Las redes sociales y, en general, internet son un medio idóneo para difundir información real y científica, pero también para extender rumores y conspiranoias varias. En el caso de las avionetas para “secuestrar lluvia” que supuestamente actúan en el sudeste penínsular se mezcla un frente frío procedente del Atlántico norte (las estelas químicas o chemtrails) y una ventisca de origen local que que trae viento de cola desde los años 80 y que sustentan distintas asociaciones de agricultores de la zona y, lo que es más preocupante, los partidos políticos de la zona.

Entre agricultores castigados por las malas cosechas, conspiranoicos de diverso pelaje en Facebook y políticos buscando el voto de unos y otros, los meteorólogos tratan de alzar la voz con sus humildes medios: “La sequía que sufre el campo de Murcia y Almería no es producto de misteriosas avionetas, sino fenómenos naturales ampliamente referenciados a lo largo de la historia”, explica por teléfonoGinés Mirón, vicepresidente de AMETSE (Asociación Meterológica del Sudeste), una agrupación de “aficionados a la meteorología”, recalca. AMETSE informa puntualmente de las previsiones meteorológicas en la zona, pero recientemente ha publicado un manifiesto -“En defensa de la meteorología”- en el que enmienda la plana a quienesdifunden teorías sin la más mínima base científica”.

Las sequías son fenómenos naturales ampliamente referenciados a lo largo de la historia

Creemos que la gente, y especialmente los agricultores y agricultoras que están sufriendo en primera persona el drama de la sequía, se merecen una información veraz, apoyada técnica y científicamente, y no viajes y sinsentidos que no conducen ninguna parte, que no hacen más que aumentar la desazón en las gentes del campo de manera injustificada e innecesaria.

El asunto de las avionetas y los chemtrails tendría su gracia si no fuera porque miles de agricultores de la región lo están pasando mal, y, por si fuera poco, están representados por defensores de sospechas, digamos, poco realistas. “La realidad -concluye lacónico Ginés Mirón- es que estamos en un período de sequía agravado por el cambio climático. Lo que deberíamos hacer es invertir nuestros esfuerzos es tratar de aclimatar nuestro modelo de producción agrícola y la gestión de recursos hídricos a la realidad climática que viene”.

Leer artículo completo en Público.es                                     Nos gustaría conocer tu opinión. Deja tu comentario