Desestiman el recurso de los arquitectos dando la razón a los Ingenieros de Caminos en el concurso de Fuente Santa 

0

El Colegio de Ingenieros de Caminos, C. y P. interpuso recurso ante el Cabildo contra las bases de participación en el concurso de ideas, inicialmente abierto a la concurrencia exclusiva de arquitectos

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha desestimado el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el Colegio de Arquitectos de Canarias contra el concurso de ideas promovido por el Cabildo de La Palma para el balneario de la Fuente Santa.

La resolución de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Alto Tribunal de la Comunidad Autónoma rechaza, en concreto, el recurso contra el acuerdo que en su día adoptó el consejo de gobierno insular por medio del cual se aprobaron las bases del concurso de ideas del que habría de salir el proyecto de futuro para el balneario. Un concurso que abrió la puerta a la participación de los ingenieros, y no únicamente a la de los arquitectos, motivo fundamental del recurso del colegio profesional. Hay que recordar que inicialmente el concurso de ideas sí que estuvo únicamente abierto a la concurrencia de arquitectos; sin embargo, el Cabildo que preside Anselmo Pestana rectificó a raíz de un primer recurso del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

En su recurso, el Colegio de Arquitectos defendió que las nuevas bases del concurso de ideas, es decir, las que se redactaron tras la aceptación de los argumentos del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, vulneraban la legislación sobre edificación, ya que “la construcción de edificios para estos usos exige como titulación académica y profesional habilitante la de arquitecto”. Ahora, sin embargo, la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha rechazado la argumentación del Colegio de Arquitectos amparándose en que ni el uso principal ni los alternativos que se desarrollarán en el futuro Balneario de la Fuente Santa serán residenciales o alojativos, de modo que sí está justificada la participación de ingenieros en el proceso de selección del proyecto.

Leer artículo completo en La Opinión de Tenerife