Construir tu propia casa, la última moda tras la crisis que permite ahorrar miles de euros

0

Tras la crisis, la autopromoción está en auge. En 2006 apenas representaba el 14% sobre el total, mientras que en la actualidad roza el 50% sobre el total de viviendas construidas

Los datos así lo constatan. La autopromoción, o lo que es lo mismo, construir tu propia casa, ha ganado innumerables adeptos tras el estallido de la crisis. Las estadísticas del Ministerio de Fomento demuestran cómo la mitad de las viviendas que se construyen en España no tienen detrás a ningún promotor privado sino que son los propios particulares, así como comunidades de propietarios y cooperativas, los que asumen ese rol promotor, ahorrando al propietario final de la vivienda importantes sumas de dinero. Para que nos hagamos una idea, en 2006, la autopromoción apenas representaba el 14% sobre el total, mientras que en 2013 llegó a rozar el 60%. En la actualidad, el porcentaje roza el 50%.

¿Por qué este auge? La principal ventaja que tiene la autopromoción es que permite comprar casa a precio de coste puesto que se elimina el margen promotor, uno de los gastos que, junto con el precio del suelo o la ejecución de las obras (la construcción de la casa), más encarecen la vivienda. Dicho margen suele moverse entre el 15% y el 20% del precio final de la vivienda. Para que nos hagamos una idea, para una casa unifamiliar de 240.000 euros, podríamos llegar a ahorrarnos entre 60.000 y 65.000 euros. ¿Cómo es posible?

“Solamente por el margen promotor nos podemos ahorrar entre un 15% y un 20%”, explica el arquitecto Antonio José López Sánchez-Ferrer. “Además, si en lugar de contratar a una empresa constructora para que nos construya la casa (autopromoción) el particular subcontrata al arquitecto, aparejador, fontaneros, obreros, electricistas, etc. (autoconstrucción), estaríamos hablando de un ahorro adicional entre el 15% y el 20%, puesto que se estaría ahorrando también la gestión de la obra“, añade, si bien, reconoce este experto que esta última elección “supone una mayor implicación por parte de quien decide construirse su propia casa y requiere un mayor conocimiento de todo el proceso constructivo”.

Leer artículo completo en EL CONFIDENCIAL.