Chequeo a la fauna amenazada

0

Medio Ambiente destina 743.900 euros al seguimiento biológico de 425 especies protegidas

Avutardas comunes, que pueden verse en las estepas de Yecla. / SEO / Bird Life

Son más de cuatrocientas, cada una de su padre y de su madre y cada una con su propio dilema, pero todas necesitadas -y cada vez más- de cuidados. La atención a las 425 especies protegidas de fauna vertebrada que habitan los espacios naturales de la Región es un mandato legal que obliga a dedicar recursos públicos a su seguimiento: es preciso saber, por ejemplo, en qué condiciones se encuentran las poblaciones de aves esteparias, si se producen molestias que impidan criar a las águilas reales, en qué carreteras mueren más nutrias por atropello o si existen epidemias que afectan a las cabras monteses. En definitiva, hay que seguir los pasos de peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos a lo largo y ancho de los más de 11.000 k2 de la Comunidad.
Estos trabajos de seguimiento acaban de ser contratados por la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, que ha adjudicado un contrato de 743.900 euros en concurso público a la empresa Orthem Servicios y Actuaciones Ambientales S.A.U. (denominación actual de la división ambiental de La Generala). Un equipo integrado por cinco expertos se encargará de estas tareas a lo largo de los próximos tres años, con especial atención a las 46 especies consideradas prioritarias: las que se encuentran amenazadas en la Ley 7/95 de la Fauna Silvestre de la Región y que forman parte del catálogo nacional.

Entre las especies prioritarias se encuentran el fartet, el águila perdicera, la nutria y la malvasía cabeciblanca, de las que recientemente se han aprobado sus planes de recuperación. También está incluidas especies catalogadas que próximamente se beneficiarán también de estrategias de conservación, como las aves esteparias -avutarda, cernícalo primilla, sisón, ortega, alondra ricotí, ganga ibérica y aguilucho cenizo- y la emblemática tortuga mora.

Este contrato se enmarca en los trabajos de seguimiento de los factores que afectan a la conservación para la recuperación de especies protegidas de la fauna silvestre de la Región, con un importe total de 2.117.500 euros.

Leer artículo completo en LA VERDAD