Hidroturbina de río. Una turbina capaz de alimentar a una casa

0

La empresa Idénergie está especializada en las energías renovables desde hace varios años. La empresa ha hecho grandes inversiones en energía solar, pero ahora tiene un nuevo producto diferente, una hidroturbina para ríos

Hay diferentes formas para producir energía verde. La solar o eólica son las más conocidas, pero no las únicas. Hoy día ya es posible encontrar diseños solares o eólicos compactos adecuados para uso doméstico.

Para su último producto, Idénergie ha elegido centrarse en otra fuente de energía: el agua.

Después de varios años de investigación y desarrollo, la empresa finalmente saca a la luz a una hidroturbina capaz de alimentar una casa.

El dispositivo es una simple turbina construida en un marco de metal inoxidable, junto a las cuchillas intercambiables. La aplicación es muy sencilla – simplemente, póngala sobre el curso de un río para hacerla funcionar. El agua moverá la turbina y comenzará a producir energía. Esta diseñada para ser eficaz en aguas poco profundas y de baja velocidad.

Está compuesta de dos turbinas de tipo Darrieus, un modelo de turbinas elegido por su facilidad de instalación y de fabricación. Pueden adaptarse a una profundidad de agua de solo 60 cm y una velocidad mínima de 1 m/s. Su otra gran calidad es el tipo de palas que las componen. Éstas son poco costosas de producir, fáciles de reemplazar y enviar en caso de rotura.

Ya solo te queda conectar el dispositivo a tu circuito eléctrico para tener energía gratis.

En términos de producción, esta turbina es capaz de producir 12 kWh por día, o la suficiente electricidad para alimentar una pequeña casa. Un valor muy próximo a la media de los hogares en Europa.

Pero no es la más interesante. Al contrario de lo que se pueda creer, esta turbina no es muy cara. En realidad, tiene un precio de 9.500 $. En términos absolutos, es obviamente una suma alta, pero este producto también conducirá a ahorros sustanciales.

Funciona a cualquier hora o día, y no importa el tiempo. Esta turbina de marea podría cambiar la vida de mucha gente.

Las instalación es sencilla, requiere poco mantenimiento y tiene posibilidad de instalación en red.

La instalación se hace en medio día gracias a las conexiones eléctricas simples. Se puede desmontar para facilitar su transporte en los rincones más remotos del mundo, y luego armarse en el lugar deseado. Su fácil y rápida instalación requiere de sólo dos personas y unas pocas horas. Se pueden instalar varias en red para necesidades energéticas más importantes. Se pueden instalar varias en una misma sección del río y conectarlas entre ellas en un mismo banco de baterías con mayor capacidad para así alimentar un establecimiento que tenga necesidades energéticas más importantes e incluso una pequeña comunidad aislada.

Leer artículo completo en ECOINVENTOS