Turbo rotondas, ¿sabías que hay más de un tipo?

0

Aunque siguen siendo minoritarias, su concepción disminuye riesgos y agiliza el tráfico. Pero hay que tenere claro su funcionamiento para no «errar el tiro» al usarlas

Turbo rotonda./ ABC
Turbo rotonda./ ABC

Las glorietas, coloquialmente llamadas rotondas, parecen buena solución al problema de las intersecciones en el tráfico rodado, pues su estructura de funcionamiento reduce el tiempo medio de espera de los usuarios, si lo comparamos con una intersección regulada por semáforos. Asimismo, presentan ventajas teóricas como la reducción del número y la gravedad de los accidentes, al no permitir giros a la izquierda (que originan los accidentes más graves). Y por configuración los conductores moderan la velocidad al llegar a ellas.

Planta de tipología de turbo rotonda. / ABC
Planta de tipología de turbo rotonda. / ABC

Sin embargo, y como recuerda Centro Zaragoza, no son pocos los usuarios que encuentran confusa la circulación por las rotondas, con dudas sobre qué carril usar (muchas veces utilizan casi exclusivamente el exterior).

Por ello surgen las llamadas turbo rotondas, en teoría para mejorar la seguridad de las glorietas tradicionales de varios carriles (prácticamente todas las que podemos encontrar) y dotar de sentido a todos ellos.

Se presentan como una isleta central de forma no circular que canaliza el tráfico desde las entradas y a lo largo de la calzada, según el destino que se quiera seguir. Por tanto, es el conductor quien debe seleccionar a qué salida va a dirigirse antes de entrar a la turbo rotonda.

En ellas no hay carril exterior, causante de situaciones conflictivas que desencadenan en colisión en las glorietas clásicas. Es decir, su diseño elimina la preferencia del carril exterior y todos los carriles pasan a tener utilidad, siendo el propio carril el que guía al conductor desde la entrada a su salida previamente seleccionada. Esto neutraliza el riesgo de golpe lateral. De paso, el radio de curvatura obliga a reducir la velocidad.

Ver el artículo completo en ABC