Tres energías renovables del futuro que no creerías: de las plantas a las baldosas

0

El recibo de la luz subirá un 26% este enero por el alza de la energía

Usar el sol, el agua o el aire para generar energía ya no es una novedad. Las renovables “clásicas” ya conviven prácticamente al mismo nivel que los combustibles fósiles para alumbrar casas, fábricas y empresas en España. Pero no son la única forma de conseguir energía limpia: ¿imaginas cargar tu móvil con una planta o iluminar la Gran Vía con la energía de las pisadas de los viandantes? Es posible.

El carbón, una de las principales fuentes de energía en España, ha reducido su uso un 30% en solo un año. Su lugar lo han ocupado las renovables: la energía hidráulica ha aumentado su peso un 25% en 2016 y el resto crece alrededor de un 12%. Son las clásicas, eólica, térmica, solar o hidroeléctrica.

El futuro es “verde” y los recursos naturales son ilimitados si se sabe donde buscar.  Estas son tres de las energías más increíbles que despuntarán en los próximos años.

Cargar el móvil con una planta

Todos los organismos vivos crean energía, las plantas, bacterias y algas lo hacen a través de la fotosíntesis. Capturan la energía solar y la transforman en energía química. Si utilizamos esa energía, las plantas que nos rodean podrían no solo mejorar la calidad del aire creando oxigeno sino producir electricidad.

En España ya hay proyectos que están desarrollando la tecnología capaz de reciclar esta energía. Es el caso de Bioo, un sistema que nos permite cargar el móvil directamente con una planta. Sin enchufarlo a la red eléctrica. Desde Bioo explican que este sistema se puede usar tanto de día como de noche ya que las plantas generan energía a todas horas y aseguran que en el futuro la idea es crear estos dispositivos a gran escala. Así, un edificio con la azotea cubierta por vegetación podría, por ejemplo, ahorrarse la electricidad de las zonas comunes.

El aire del metro también es reutilizable

La energía eólica supone un 22% de la potencia instalada en España actualmente. La imagen de la llanura castellana plagada de molinos supone una gran parte de las renovables uqe utilizamos actualmente. Sin embargo, hay otras formas de reutilizar el viento.

Es el caso del aire que se genera cada vez que un tren o el metro pasan por un túnel. Cuando el convoy pasa, el aire que desplaza se “pierde”. Sin embargo, si se instalasen turbinas similares a los molinos de viento dentro de los túneles, el aire en movimiento creado por el tren podría iluminar el propio andén.

Leer artículo completo en TE INTERESA.