El potencial de las olas

0

El interés en la generación de electricidad a través de las olas se ha mantenido en la última década por el aumento de los precios del petróleo y la amenaza del cambio climático.

 

Desde un sector impulsado principalmente por la experimentación, recientemente se han iniciado esfuerzos concretos para transformarlo en una industria capaz de representar una proporción significativa de las necesidades mundiales de electricidad. Para lograr esto, los fondos gubernamentales, los fondos de capital riesgo y la industria energética necesitan financiamiento sustancial y sostenido. Estos organismos requieren estimaciones del potencial de mercado a largo plazo para la tecnología con el fin de determinar el valor a invertir. Actualmente, la energía de las olas se está vendiendo a clientes potenciales sobre la base de estimaciones globales del recurso de las olas, complementadas por estudios más detallados para países concretos.

Las mejores condiciones de olas para su explotación son las latitudes medias-altas y aguas profundas (mayores de 40 m de profundidad), ya que  en esos lugares la energía de las olas alcanza densidades de potencia de 60-70 kW/m. Por ejemplo, países como Australia, Chile, Irlanda, Nueva Zelanda, Sudáfrica, el Reino Unido y los EE.UU. tienen excelentes recursos undimotrices con densidades de potencia media de 40-60 kW/m.

Las estimaciones mundiales para el potencial energético de las olas son aún relativamente inciertas. En 2012, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático informó de un potencial teórico de alrededor de 29.500 TWh/año, considerando todas las áreas con densidades de energía de las olas superiores a 5 kW/m. Otras estimaciones globales varían entre 2000-4000 TWh/año. En cambio, se calcula que el recurso energético total de las olas en Europa es de 1000 TWh/año, con un recurso de energía de las olas disponible para el Atlántico nororiental (incluido el Mar del Norte) estimado en unos 290 GW, mientras que para el Mediterráneo es de 30 GW.

En 2013, según los datos de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA), se instalaron convertidores de energía de las olas en Australia (1 MW), China (220 kW), Italia (150 kW), Noruega (240 kW), Portugal (400 kW), España (296 kW) , El Reino Unido (3.8 MW) y los Estados Unidos (30 kW). Además, se prevé la instalación de las primeras granjas undimotrices en Australia (21 MW), Francia (1.5 MW), Nueva Zelanda (22 MW), Suecia (10 MW) y Reino Unido (10 MW).

Leer artículo completo en ENERGÍAS RENOVABLES MARINAS.