¿Por qué no se hacen más carreteras con neumáticos reciclados?

0

«Estamos perdiendo la oportunidad de hacer las cosas bien, preservando recursos económicos y ambientales», opina José María Bermejo, director de Desarrollo de Mercados de Valorización Signus

autovia

A raíz de una amplia campaña lanzada a través de los medios de comunicación, principalmente la televisión, una en la que anunciaba la fabricación de carreteras con neumáticos usados y el solo hecho de salir en un medio de comunicación tan relevante como ese, hizo pensar a la opinión pública que todo esto se hacía ya de una forma bastante generalizada. Son muchos los que piensan desde entonces que las carreteras «están hechas con neumáticos».

Los hechos, entonces y ahora, están muy lejos de esa realidad, con apenas una utilización en 2015 de tan solo un 1,2 % del uso potencial que podría tener en toda España. Todo ello a pesar de los esfuerzos de algunas pequeñas compañías por desarrollar definitivamente el empleo de un tipo de mezclas bituminosas cuyas prestaciones, tanto por su durabilidad como por las mejoras de su conservación y mantenimiento, son más que evidentes.

Si hacemos un análisis objetivo de las ventajas que aporta la utilización del polvo de neumático en mezclas bituminosas y sin llegar a ser exhaustivos en el mismo, se identifican hechos importantes contrastados con las numerosas experiencias en proyectos ejecutados tanto en España como en otras partes del mundo. Las especiales características de flexibilidad del caucho son transmitidas de alguna forma al asfalto para dotarle de unas prestaciones técnicas ideales para su uso en una amplia tipología de carreteras. En concreto, son mezclas que se comportan mucho mejor ante las deformaciones provocadas por el paso de los vehículos, reduciendo sustancialmente la aparición de grietas y roderas y mejorando con ello el ciclo de vida completo de la carretera.

Ver el artículo completo en ABC