Las constructoras españolas, a por las obras urgentes de Trump

0

La Administración estadounidense baraja actuaciones urgentes por 130.000 millones

La expectación generada por el descomunal programa de infraestructuras a diez años vista, esbozado por el presidente de EE UU, supera con creces la incertidumbre que generan sus primeras decisiones proteccionistas. Entre las grandes constructoras españolas son mayoría las que opinan que el retraso del país en infraestructurashace necesaria la aportación privada y, por añadido, la participación de las mayores empresas del mundo.

“Trump pone trabas a la salida de inversiones de gigantes estadounidenses fuera de sus fronteras, pero aún no se le ha visto cerrar la puerta a inversores extranjeros”, aclara un alto directivo del sector español de la construcción.

Donald Trump prometió un programa de obras por un billón de dólares que, posteriormente, su equipo ha rebajado a 550.000 millones de dólares (514.130 millones de euros). Toca hablar de proyectos, primando la colaboración público-privada, para generar empleo, mejorar la competitividad del gigante norteamericano y tirar del crecimiento. Una receta que ya utilizó Barack Obama mientras Europa optaba por la contención del gasto público para defenderse de la crisis. De momento, el mercado ha dado crédito al nuevo mandatario, tal y como se aprecia en la cotización al alza de las constructoras españolas con mayor presencia en Estados Unidos. Eso sí, pese a la atomización del sector en el mercado norteamericano siempre se encontrarán con referencias como Granite, Kiewit, Fluor, Aecom o Bechtel entre las favoritas.

Leer artículo completo en CINCO DÍAS (EL PAÍS)