“La robótica no es ciencia ficción, está ya aquí en Almería y es imparable”

0

Ramón González,Apenas pasa de los 30 y ya ha recibido la Medalla de Andalucía este 28F. 

En su pueblo, Viator, le adoran. Le han visto crecer en sus calles, darle patadas a los balones o salir con sus amigos de siempre, y ahora le saben reconocido y admirado fuera de sus fronteras. El les corresponde siempre.

¿Cómo se siente uno cuando a edad tan temprana le reconocen los méritos al nivel que le están reconociendo?
Es un auténtico privilegio y un orgullo que me hayan dado este año la Medalla de Andalucía, porque no es sencillo, se la han dado a personalidades muy importantes. La verdad es que no me he parado a pensar si me la han dado joven o viejo, yo siempre he intentado hacer mi trabajo, aportar mi grano de arena y agradezco muchísimo los reconocimientos pero son cosas que no dependen de uno, yo no persigo ningún premio, lo que persigo es hacer mi trabajo y disfrutar con él.

¿Se le pone ahora el listón demasiado alto?
Bueno, soy consciente del privilegio que supone tener la Medalla de Andalucía pero para nada es una carga para mí, todo lo contrario, es un incentivo. Yo no persigograndes cosas. Me den medallas o no me den medallas yo simplemente hago mi trabajo. Y si viene la Medalla de Andalucía, es absolutamente positivo, algo para estar orgulloso y una motivación.

¿Encaja en el perfil de los jóvenes científicos y profesionales que se han formado en España y se han tenido que ir fuera porque aquí no hay salidas?
Quizá un poco sí. España lo mejor que tiene son sus personas, los ingenieros que tiene muy bien formados, muy brillantes, muy talentosos y que por algunas razones se tienen que ir. Otros países se benefician de esa brillantez que tienen nuestras personas. Yo no sé si represento a esa gente. Lo único que puedo decir es que intenté en su momento trabajar aquí y pasé un poco de puros y me surgió esta oportunidad de ir a trabajar a Estados Unidos. Es cierto que en alguna ocasión me gustaría volver, y lo que he aprendido aplicarlo aquí.

Leer artículo completo en LA VOZ DE ALMERÍA.

Deja una respuesta