La ‘receta’ de los antiguos romanos para conseguir un hormigón superresistente al paso del tiempo

0

Un estudio revela que el agua de mar hizo más fuertes las construcciones romanas en los puertos que levantaron hace 2.000 años. Para obtenerlo, mezclaban materiales volcánicos, cal y agua de mar

Dos mil años después, numerosas construcciones e infraestructuras construidas por los antiguos romanos no sólo siguen en pie sino que son ahora más resistentes que cuando fueron levantadas. ¿Cómo es posible? La respuesta es por una combinación de su buen hacer con los materiales que utilizaron para fabricar el hormigón usado en su construcción.

Un estudio publicado esta semana en la revista American Mineralogist revela lareceta que seguían para fabricar ese hormigón y cómo el contacto con el agua del mar lo ha ido reforzando a lo largo de los siglos. Una conclusión que ya anticipó, por otra parte, Plinio el Viejo en el año 79. Este escritor y científico romano afirmó en su Naturalis Historia que las estructuras de hormigón construidas en los puertos y expuestas al continuo azote de las olas del mar se convertían “en una única masa de piedra, invulnerable a las olas y cada día más fuerte”.

La investigación, liderada por Marie Jackson, comenzó durante el año sabático que esta geóloga de la Universidad de Utah pasó en Roma y ha demostrado que Plinio el Viejo no exageraba. Usando un microscopio electrónico de barrido han comprobado que el agua de mar que se filtraba a través del hormigón favorecía su resistencia.

Leer más en EL MUNDO