La conservación de las carreteras y las emisiones de CO2

0

Las mezclas asfálticas, el material más utilizado en el mundo en obras de pavimentación

A finales de 2015 tuvo lugar en París la vigésimo primera sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21), así como la undécima sesión de la Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes del Protocolo de Kioto (CMP11). La COP21, o Cumbre del Clima de París, terminó con la adopción del Acuerdo de París que establece el marco global de lucha contra el cambio climático a partir de 2020.

Las políticas derivadas de esta cumbre afectarán al sector de la pavimentación de una forma muy directa, tanto en las necesarias actuaciones para reducir emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), lo que se conoce como mitigación, como en la también necesaria adaptación de las carreteras, existentes y futuras, a los efectos del cambio climático.

Más recientemente, a finales del año pasado, se ha celebrado la siguiente Cumbre del Clima, la Cumbre de Marrakech (COP22), en la cual se han reafirmado los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París.

Como dato global y final, que permite comprobar el grado de descarbonización hacia el que se debe tender, la Unión Europea tiene publicada su hoja de ruta para reducir, globalmente, un 80% sus emisiones de GEI en el año 2050. Y, el sector del transporte, dentro del cual está enmarcada la carretera, debe reducir sus emisiones, en este plazo, en un 60%.

Queda claro, por lo tanto, que las emisiones de GEI y el consumo energético han pasado a ser los factores ambientales y económicos más importantes, lo cual, unido a la importancia que tiene para la sociedad el problema del cambio climático, colocan a las citadas emisiones como el factor de sostenibilidad global, entendida esta como la suma de sus tres vertientes (económica, social y ambiental), más importante en la sociedad actual y durante la primera mitad del siglo XXI.

El sector de la pavimentación asfáltica es consciente de ello en el ámbito internacional. Lo corroboran las últimas publicaciones, tanto de la Asociación Europea de Pavimentación Asfáltica (EAPA) como de la Asociación Norteamericana de Pavimentación Asfáltica (NAPA), en las cuales se establecen directrices, experiencias y conclusiones muy claras acerca del papel relevante que debe tener la huella de carbono como factor ambiental para la toma de decisiones.

Estamos ante uno de los sectores más implicados en la necesaria innovación y sostenibilidad que la sociedad exige a cualquier actividad. Y esta afirmación está constatada, por escrito, en todo lo publicado a lo largo de los últimos años por Asefma.

Gracias a los trabajos de investigación realizados, están disponibles, para su implantación, las técnicas necesarias para reducir de forma importante la huella de carbono: mezclas asfálticas fabricadas a menores temperaturas, empleo de altas tasas de asfalto recuperado, mezclas de mayor durabilidad, etc.

Leer artículo completo en INTEREMPRESAS.