La arena invade tramos del AVE a La Meca

0

Las discrepancias entre constructoras afectan al mantenimiento de la obra crítica para la imagen de España. Arabia ya ha advertido de que las medidas contra la arena son insuficientes

 

La arena invade tramos del AVE Medina-La Meca ante la división interna del consorcio español que lo construye sobre quién debe hacerse cargo del mantenimiento. / El Confidencial
La arena invade tramos del AVE Medina-La Meca ante la división interna del consorcio español que lo construye sobre quién debe hacerse cargo del mantenimiento. / El Confidencial

 

Las discrepancias en el seno del consorcio español que construye el AVE Medina-La Meca ya se dejan notar sobre el terreno. Tramos enteros del AVE de los peregrinos están ya ocupados por la arena, como demuestran una serie de fotografías tomadas hace dos semanas a las que ha tenido acceso El Confidencial. Fuentes conocedoras de las obras explican que el problema obedece a dos razones: la división entre las empresas sobre quién debe limpiar la vía y que el consorcio apenas ha tomado medidas para mitigar la llegada de arena a las vías. Y ninguna de las dos va camino de solucionarse.

Construir un AVE a través del desierto tiene un problema que hasta un niño podría intuir: la arena. En 2011, cuando el consorcio español ultimaba su oferta para el gran contrato del AVE entre Medina y La Meca –6.736 millones de euros, alguien planteó qué iban a hacer con la arena. Al fin y al cabo un tercio del país son arenas o dunas. Un alto cargo propuso entonces sobre la marcha construir un muro. Y esa fue la principal solución: un muro de metro y medio de alto en los tramos de más arena. Asunto resuelto.

Hay dos problemas principales: la división en el consorcio y la arena. El primero acentúa el segundo

Pero como ocurre con los problemas que se dejan bajo la alfombra, se acaban pudriendo. Así que cinco años después y cuando faltan meses para la fecha prevista de puesta en marcha del AVE (diciembre de 2016), la arena sigue ahí. Está construida buena parte de la vía y la catenaria, ha habido trenes en pruebas a alta velocidad y hay un ensayo del muro para frenar el avance de las dunas… y arena sobre todo ello. No un poco, sino una capa suficiente para impedir la circulación. Al menos en algunos tramos.

Ana Pastor visita en Arabia las primeras pruebas del AVE del desierto. (EFE)
Ana Pastor visita en Arabia las primeras pruebas del AVE del desierto. (EFE)

Hace unas dos semanas, un trabajador tomó fotos del estado de la vía en los kilómetros 206 y 214, de los 449 que tiene el trayecto entre Medina y La Meca. Las fotos rápidamente circularon entre ingenieros, topógrafos, obreros y empleados del consorcio. Un conglomerado de 12 empresas grandes y pequeñas, privadas y públicas, que se empeña sin éxito en contener la información sobre los problemas de la obra y la cada vez más evidente división interna. Las imágenes muestran tramos enteros de vía en placa cubiertos por arena.

Ver el artículo completo en El Confidencial

Puedes compartir en