Fomento convierte las licitaciones de carreteras en una subasta encubierta

0

El Ministerio de Fomento va a acometer una transformación de los pliegos de contratación de obras y de servicios (incluyen conservación y explotación) de carreteras por la que a partir de ahora la parte económica tendrá aún más peso en las adjudicaciones, en detrimento de la técnica.

Cambio en el modelo de contratación de carreteras / Fuente: elEconomista
Cambio en el modelo de contratación de carreteras / Fuente: elEconomista

El cambio, que se hará efectivo en breve, desembocará en que las licitaciones en carreteras del departamento que dirige en funciones Ana Pastor tenderán a radicalizar más las bajas y, en definitiva, a que se conviertan en una especie de subastas encubiertas. Esta medida viene obligada por una resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC) con fecha del 12 de enero y que había paralizado todos los contratos del Ministerio por irregularidades en el pliego.

Fomento publicará el nuevo pliego en el BOE en los próximos días -o incluso hoy mismo-, según señalan a elEconomista fuentes ministeriales. La modificación afecta a la fórmula económica que se utilizaba hasta ahora para elegir el adjudicatario. La propuesta económica mantiene un peso del 70% con respecto al 30% de la técnica en el caso de los contratos de conservación y explotación de carreteras y del 60% frente al 40% en el de las obras.

Sin embargo, la metodología en la parte económica será a partir de ahora lineal, en lugar de quebrada. Además, el umbral de temeridad quedará fijado en 5 puntos sobre la baja de referencia, según informan las fuentes consultadas.

Un ejemplo clarificador. Con el nuevo pliego, cuando un licitador se presente a un concurso en el que la baja máxima sea del 40%, la puntuación que obtendrá en la parte económica será de 100 puntos, que se tomará de referencia para el resto de ofertantes. Así, el que plantee una baja del 4% tendrá 10 puntos; con el 8%, 20 puntos; con el 12%, 30; con el 16%, 40; con el 20%, 50; con el 24%, 60; con el 28%, 70; con el 32%, 80, y con el 36%, 90 puntos.

Leer el artículo completo en elEconomista

Puedes compartir en