El ‘lobby’ de los ingenieros valencianos

0

Cinco colegios profesionales crean la Mesa de la Ingeniería de Valencia para colaborar en iniciativas de interés para la sociedad; miembros de la nueva agrupación se han reunido con el Ayuntamiento de València para buscar fórmulas que minimicen la burocracia.

Signo de los tiempos, cambio de paradigma, o ejemplo de una sociedad más comprometida y activa institucionalmente. Cualquiera de las premisas vale para explicar por qué los ingenieros valencianos han decidido unirse para crear un lobby profesional. Lo dicen ellos mismos en el comunicado en el que anuncian la puesta en marcha de la nueva Mesa de la ingeniería: «Para que la Administración tenga en cuenta la opinión de la sociedad a través de nuestros técnicos, que trabajan a pie de calle y conocen la realidad del mercado». Quieren influir. Quieren que se les escuche.

Decanos de cinco colegios de ingenieros constituyeron la semana pasada esta Mesa de la Ingeniería de Valencia en un acto que tuvo como marco la Universidad Politécnica de Valencia. El acta de unión la firmaron los decanos Regina Monsalve, del Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas y Graduados de Valencia y Castellón; Angélica Gómezdel Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales y de Grado de Valencia; Javier Marqués, decano y presidente del Colegio Oficial y Asociación de Graduados en Ingeniería en Telecomunicación y TIC de la Comunidad Valenciana; Gabriel Donaire, presidente de la Delegación Territorial de la Comunidad Valenciana y Murcia del Ilustre Colegio Oficial de Ingeniería Geomática y Topográfica de la Comunidad Valenciana y Murcia; y Laura Lafuente, decana del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles de Valencia y Castellón.

La Mesa se constituye como un foro de opinión y trabajo de expertos sobre reglamentación y normativa en el ámbito de la ingeniería, y entre sus objetivos se halla colaborar como órgano consultivo de la administración local y autonómica. Quieren ser como el Consell Valencià de Cultura, si bien en cierta medida su propuesta es muy similar a la que pusieron en marcha los profesionales del sector audiovisual valenciano cuando crearon la MESAV. Pero si bien aquello fue un grito ante la crisis que supuso el cierre de RTVV, en este caso es una llamada, a media voz, un reivindicarse cuando llega el turno.

Leer más en Valencia Plaza