El pasado 23 de junio se inauguró en Suecia la primera carretera eléctrica del mundo