La ciencia que habrá que seguir en 2016

0

Un equipo de expertos ha elegido para la revista ‘Nature’ los proyectos científicos que se han de tener en cuenta a lo largo de 2016, entre los que destaca la venta de dióxido de carbono.

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) puede deparar grandes sorpresas en 2016.  EPA/MARTIAL TREZZINI
El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) puede deparar grandes sorpresas en 2016. EPA/MARTIAL TREZZINI

Un equipo de expertos ha elegido para la revista ‘Nature’ los proyectos científicos que se han de tener en cuenta a lo largo de 2016, entre los que destaca la venta de dióxido de carbono.

Así, los científicos han recordado que una empresa suiza se convertirá en 2016 en la primera en capturar el dióxido de carbono del aire y venderlo a escala comercial. A su juicio, es un trampolín para instalaciones más grandes que podría algún día ayudar a combatir el calentamiento global.

Otro de los proyectos a tener en cuenta son los que permitirán la edición de ADN. Sangamo Biosciences en Richmond (California), prepara para este año el uso de enzimas llamadas nucleasas de zinc para corregir el defecto genético causante la hemofilia. Además, Biogen of Cambridge, (Massachusetts), iniciará un estudio para impulsar una forma funcional de la hemoglobina en las personas con el trastorno de talasemia en sangre.

En este sentido, los expertos indican que sólo falta que científicos y expertos en ética se pongan de acuerdo en torno a la seguridad y pautas éticas que se deberán seguir ante este tipo de prácticas.

Leer el árticulo completo