Un rascacielos verde en el distrito financiero de Singapur

0

El potente centro financiero de Singapur, de elegante acero y frágil cristal, tiene un nuevo rascacielos que se diferencia del resto: es de un llamativo color rojo y sobre todo es ecológico.

El estudio de arquitectura WOHA ha concebido este proyecto como una torre viva en el centro de Singapur, la ciudad más cara del mundo. Repleta de vegetación por toda su fachada y en la azotea, este rascacielos rompe con el tradicional aspecto que tiene un edificio propio de un centro financiero.

El estudio WOHA ideó una serie de estratos de oficinas, hoteles y clubes donde cada uno tiene su propio jardín al aire libre. Se trata de una serie de áreas públicas destinadas “a la recreación y la interacción social en todo el edificio”, apunta los arquitectos en su web. Bajo un revestimiento de malla de aluminio rojo, esta torre viva de 190 metros cuenta con cuatro terrazas y un amplio jardín en la azotea.

Leer artículo completo en EL ECONOMISTA.